Planear con una embarcación semirrígida Cobra

Planear con una embarcación semirrígida Cobra

Planear con una embarcación es siempre un gusto para los aficionados a la velocidad y a la náutica. Hay varios aspectos a considerar para poder lograr la proeza de planear con una embarcación semirrígida, e incluso es posible con una neumática. En Semirrígidas Cobra te contamos todos los secretos que necesitas saber para poder hacerlo.

El motor y el peso de la embarcación

El primer elemento a considerar es la potencia del motor que le pongamos a nuestra semirrígida. Pero no solo eso cuenta, es clave considerar, a la hora de elegir un motor para nuestra embarcación, el peso de la misma. Las semirrígidas de aluminio son perfectas para el planeo, precisamente por este motivo. Resultará mucho más sencillo hacerlas planear gracias al peso ligero del que están fabricados estos cascos.

También es algo a tener en cuenta el peso de la carga que le echemos a la embarcación. Si llevamos a varias personas, junto a una nevera y varios complementos más, difícilmente podrá planear la embarcación. Lógicamente la distribución del peso también afecta, por lo tanto, si la proa se encuentra despejada será mucho más sencillo hacer que la embarcación planee.

En suma al peso y la potencia, el casco en V profunda característico de las Semirrígidas Cobra siempre da estabilidad adicional en planeo.

embarcación semirrigida planeando

El trim, clave para planear con una embarcación semirrígida

Como no solo con potencia se planea, hay otra clave que es esencial para poder navegar de esta forma con una semirrígida, y no es otra cosa que el trimado del motor.

El trimado es el ángulo que existe entre el motor y el barco. Si tu embarcación cuenta con una dirección hidráulica lo tendrás extremadamente fácil para variarlo. Desde el mando, posicionando el trim en positivo provocaremos que el ángulo entre las hélices y el espejo del barco sea superior a 90º. Esto provocará que la popa tienda a levantarse respecto al mar.

Si buscas planear con frecuencia en tu embarcación semirrígida, te recomendamos fervientemente que le eches un vistazo a las direcciones hidráulicas que se le pueden añadir a tu semirrígida y poder sacarle el máximo partido a tu motor. Siempre es recomendable contar con un reloj indicador para saber el nivel de trim del motor. En caso contrario, será necesario hacer pruebas con nuestra embarcación y conocer sus puntos idóneos de desplazamiento.

Trim neutro semirrigida
Planear con una embarcación semirrigida trim
Planear con una embarcación semirrigida trim

Planear según la dirección del viento

Es el factor más variable, y en el que entra en juego nuestra destreza náutica. Las condiciones meteorológicas afectan en el planeo sobretodo por la dirección en la que sopla el viento. Con el viento por popa, la tendencia de la proa es clavarse en el agua, por lo que nos resultará más difícil planear. Todo lo contrario ocurre con el viento soplando de proa, que puede llegar a levantar demasiado la embarcación por proa. Habrá que tener cuidado adicional con el nivel de trim y la potencia para no llegar a perder el control.

Lo más recomendado para planear con una semirrígida es que experimentes con el trim y la potencia del motor un día en el que el mar esté en calma. La capacidad para planear no solo la dan las características técnicas de la barca, sino también la destreza del capitán como navegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *