Elegir el material del tubular ¿Neopreno Hypalon, o PVC?

Elegir el material del tubular ¿Neopreno Hypalon, o PVC?

Una de las grandes dudas que asoman por la mente de los navegantes es elegir el material del tubular o flotador de una semirrígida.

Siempre aparecen dos candidatos: el tejido de PVC, y el de Neopreno Hypalon.

Cada cual tiene sus ventajas y desventajas, y la decisión final debe verse influenciada por el uso que cada navegante vaya a conceder a su embarcación.

Nuestro objetivo, con este artículo, es que el navegante sepa elegir el material del tubular con la mayor objetividad posible.

Ventajas del tejido de PVC

Las  ventajas del PVC no son pocas. Se trata de un material de naturaleza plástica que, además, es el más consumido en el mundo debido a sus propiedades. El policloruro de vinilo (PVC) ofrece un rendimiento fabuloso a un escaso precio, y es una de las claves para confeccionar los tubulares en este tejido.

Fácil Fabricación

El PVC es un material que se moldea fácilmente. Sin llegar a los 200° ya es posible darle la forma deseada. Lo mejor de todo sucede cuando se enfría, ya que adquiere una resistencia y robustez inimaginable con otro tipo de materiales con origen similar.

Diseño antifugas

Las costuras de un tubular de PVC se sueldan mediante termosellado. Con esta operación se consigue una resistencia superior y una preparación marina ante el riesgo de fugas de aire. La soldadura térmica conferirá al tubular una excelente predisposición a la retención del aire en sus cámaras.

Un precio más reducido

No solo su fabricación es más fácil que otros materiales, como ya te indicamos. Además, su elaboración puede ser automatizada. Esta situación permite una bajada sustancial del precio en comparación a otros materiales como el neopreno hypalon.

Durabilidad inusitada

Nadie apostaría a que un material de origen plástico podría ofrecer un gran rendimiento durante 15 o 20 años si está cuidado adecuadamente. Es el caso de los tubulares de PVC. Si bien no llega a la durabilidad del neopreno, su precio reducido proporciona un incentivo para terminar escogiendo el policloruro de vinilo para el flotador.

Material liviano

El PVC es mucho más liviano que el Hypalon, con todas su consecuencias: consumo de combustible, rendimiento motriz… Este matiz conlleva una serie de ventajas que se acentúan más en embarcaciones de pequeño tamaño como dinguis semirrígidas.

Colores vivos

Las tonalidades de color posibles en los tubulares de PVC difieren de los de neopreno. Se trata de colores muy vivos, con cierto brillo derivado de su naturaleza plástica. Observarás que la paleta de colores del PVC es muy distinta que en otros materiales. El efecto estético es innegable. Además, no tiene el efecto de tintado a altas temperaturas que puede ocasionar el tejido de neopreno.

Escasa porosidad

Con objetos de mantener limpio el tubular, una superficie poco porosa facilita el trabajo al navegante. Mantener un flotador de PVC en condiciones es más fácil, y menos costoso, que con el neopreno hypalon.

Cobra 680 Fisher

Ventajas del tejido de Neopreno Hypalon

Si al elegir el material del tubular nos decidimos por el tejido de neopreno Hypalon, obtendrás una serie de ventajas alternativas. Lo llamamos tejido neopreno hypalon porque este último necesita del neopreno para adquirir las propiedades que se requieren para la náutica. Por tanto, hablamos de varias capas de distintos materiales.

Resistencia ante los rayos UV

Sin duda, el punto fuerte del tejido neopreno Hypalon es su excelente resistencia a ciertos elementos que en materiales como el PVC son altamente corrosivos. El caso más notorio son los rayos UV.

Los rayos UV son el gran enemigo de los tubulares hechos en PVC, que tienden a decolorearse y degradarse con el paso del tiempo. Si una embarcación va a estar expuesta a temperaturas altas extremas, el neopreno hypalon gana puntos para elegir el material del tubular de tu semirrígida.

Resistencia frente a agentes dañinos

El tubular de neopreno hypalon también es el mejor frente a sustancias nocivas como hidrocarburos, aceites, álcalis diluidos y disolventes orgánicos con grados de acidez. En términos generales, este material conlleva una serie de propiedades que alargan la vida del tubular sin una merma significativa provocada por la corrosión natural de agentes externos.

El mejor envejecimiento

Es la propiedad “mágica” del neopreno, que solo es observable tras el uso continuado de la semirrígida. Tanto el tejido de PVC como el PU ofrecen un rendimiento muy competitivo al principio, pero al cabo de 5 años el neopreno hypalon se confirma como el mejor material a largo plazo para el tubular. Esta propiedad hace posible una longevidad superior a los 20 años, algo inaudito en un tejido tan expuesto a la corrosión salina, rayos UV y otros elementos químicos.

Los colores del Hypalon

Las tonalidades del hypalon son también muy amplias, pero también muy distintas a la paleta de colores del PVC. Colores que sin un buen mantenimiento cuesta que sigan tan vivos como al principio, pero que se defienden de los rayos UV como ningún otro.

Tejido profesional

Los profesionales del sector náutico suelen preferir las propiedades del hypalon para sus embarcaciones. Hablamos de Salvamento y Rescate, el Cuerpo de Bomberos, Agentes de aduanas… todos ellos conocen mejor que nadie las virtudes del tejido de hypalon. Ellos buscan durabilidad y rendimiento, y un material que se adapte a esloras de mayor dimensión. Su preferencia profesional es un buen aval para el resto de usuarios de semirrígidas.

Escoger material flotador

Elegir el material del tubular ¿Cuál me conviene?

Ha llegado la hora de elegir el material del tubular y tienes muchos datos a tu disposición. Te resumimos brevemente los pros y contras  de cada tejido en función del uso que le demos a la semirrígida.

–  Si tu embarcación tiene una eslora considerable, el neopreno gana puntos frente al PVC.

–  Si está sometida a altas temperaturas durante tiempos prolongados, el neopreno es una mejor opción.

–  En caso de que busquemos un precio reducido a cambio de un buen rendimiento, el PVC sería una buena elección.

– Si quieres que el rendimiento no se vea mermado con el tiempo, el tubular de neopreno es el rey.

–  Si deseas un mantenimiento más sencillo, el PVC es el material que necesitas.

–  Para actividades profesionales, el neopreno suele ser la preferencia de los expertos.

–  Si tratas de buscar el peso más reducido posible en tu embarcación, con el PVC lo vas a conseguir.

–  Si te trae de cabeza la continua corrosión de los rayos UV y otros agentes químicos propios de la actividad náutica, el neopreno hypalon será la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *